Av. Corrientes 327 piso 21/22° - Bs. As. - Argentina
Tel. 4311-3313 - info@zirkel.com.ar

Comer en las nubes - Revista Ámbito Financiero


Comer en las nubes
08 Mar 2019 - 00:01

¿Se puede pensar en relajarse en pleno centro porteño?
Sí, sólo es cuestión de subir al ascensor. Los restaurantes en pisos altos se imponen para ofrecer menús de alta gama y relax sin alejarse de las zonas de oficina. Y de noche, se descontracturan para volverse los favoritos de las parejas.

El centro porteño tiene su encanto, aunque el ruido y el tráfico hacen que nos olvidemos de su belleza. Más allá de que al ras del suelo el caos nos haga creer que vivimos en una suerte de infierno terrenal, la magia ocurre cuando se cambia de perspectiva. Un importante polo gastronómico se erige en los pisos más altos de edificios emblemáticos.

COCINA ALEMANA PARA EJECUTIVOS Y ENAMORADOS

Los restoranes de pisos altos son muy útiles para los acuerdos comerciales, porque contemplar el horizonte lejano también te hace tener horizontes más lejanos?, dice Carlos Esnal, un hombre de negocios nato que desde 2013 se encarga de Zirkel, el restaurante y bar del Club Alemán, que de día alberga principalmente a empresarios y durante la cena, a parejas. Es que quienes quieran celebrar su amor y escapar de la rutina no deberían perderse las noches temáticas de Luna Llena, que se aprecia mejor desde el piso 22 del edificio Goethe, considerado además uno de los mejores miradores de la Ciudad.

Esnal, quien tuvo entre sus locales gastronómicos a Katrine, en Puerto Madero, el restorán La Colección del Museo Fortabat y el Chandon Bar, entre otros, fue convocado por el Club Alemán para iniciar una transformación integral del establecimiento, que antes era exclusivamente para socios y funcionaba solo al mediodía. Ahora sus horarios se extendieron, pasó a ser abierto al público y los salones del piso 21 se emplean para eventos, con la misma perspectiva envidiable de un río y dos países.

Hoy los mediodías funcionan a tope y las noches están a full los jueves, viernes y sábados. Es que además de ofrecer un menú con una muy buena relación precio-calidad, el club tiene cocheras en el subsuelo, sin cargo?, señaló Esnal, quien se puso al hombro la tarea de elevar la cocina alemana ?porque la cultura porteña suele menospreciarla al pensar que se limita a ser chucrut, salchichas y guisotes?. Con el chef Pablo Greco al mando, platos muy cuidados se combinan con otras exquisiteces de cocina internacional.

Entre los principales típicos está el goulash con spatzle ($460) o bien el kassler (un corte de cerdo ahumado) con cremoso de papas, cremas y remolacha ($490), pero también se pide mucho pescado, como el salmón con crema de camarones y quinoa ($550). Aunque los ?best sellers? son los strudels, tanto el que se sirve como entrada (de queso brie con mermelada de cebolla morada), o el de postre, de masa filo, con puré de manzana y helado de canela.

Esnal comentó que, por su locación privilegiada, Zirkel albergó momentos como un pedido de casamiento filmado con una cámara adentro y con un dron desde afuera. Pero es elegido por todos los que quieran disfrutar de la buena cocina en un ambiente diferente. Funciona mucho el boca a boca y eso nos convierte en un bicho raro, porque vamos a contramano y crecemos en tiempos difíciles, señaló. Lo que confirma que una buena experiencia es, sin duda, la mejor inversión.

Celina Abud

Nota completa en el siguiente link:
https://www.ambito.com/comer-las-nubes-n5019671

Más notas

Tips

  • Horario: Lunes 09 a 18 hs · Martes a Viernes 09 a 24 hs · Sábados 18 a 01 hs.
  • Estacionamiento nocturno sin cargo CON RESERVA
  • Disfrutá de la mejor vista DE ALTURA de Bs. As.
  • Medios de pago: Tarjetas de débito y de crédito VISA, AMEX, MASTERCARD, CABAL
  • Abierto a todo público
  • Barra de tragos y los mejores vinos

Reservas online